El mes de Elul

Perlas de la sabiduría de Rabi Najman sobre el mes de Elul

2 Tiempo de lectura

Rabino Avraham Greenbaum

Posteado en 15.08.21

Perlas de la sabiduría de Rabi Najman

       

1. El tema espiritual dominante del mes de Elul es el tikun habrit (rectificación del panto de santidad) el tikun por el abuso de la Santa Alianza. La persona que lo consiga encontrará a su verdadero compañero de vida, un compañero que la ayudará en sus aspiraciones en lugar de luchar contra él constantemente (Likutey Moharan II, 87. Ver también Likutey Moharan I, 6 para una discusión del significado espiritual de Elul).

 

2. Elul es una época especialmente favorable para alcanzar el daat, o sea, el conocimiento de Dios o así llamada “conciencia espiritual”. La persona puede llegar a conocer y entender lo que no sabía antes y entonces se confeccionan nuevas ropas para su alma, y se libera de todos los problemas.

 

3. Elul es el momento de "circuncidar el prepucio del corazón" (cf. Devarim 10:16). Sólo entonces la persona tiene la sensibilidad para sentir verdadero dolor en su corazón por los pecados que ha cometido. Su sensibilidad será tan aguda que los corazones de todas las gotas de semilla que arrojó también sentirán el dolor, sin importar dónde hayan caído. Todas se levantarán en una gran conmoción y también volverán a Dios.

 

4. Elul es el momento más adecuado para hacer teshuva, o sea, el retorno a Dios. Es un período de favor Divino, porque fue en esta época que Moshe (Moisés) subió a recibir las segundas tablas y abrió un amplio camino hacia Dios. La clave de este camino es entender que Dios está presente en cada lugar y en cada situación. No importa lo lejos que hayas caído, Dios está contigo allí tanto como está presente en las alturas del universo. De hecho, es igualmente importante recordar que Él está presente en las alturas, porque hay veces en que un hombre se eleva -por ejemplo, si se hace rico- y luego se olvida de Dios. Incluso hay casos de personas que han subido a niveles muy altos de devoción religiosa sólo para acabar convirtiéndose en ateos. Deberías pedirle a Dios que no te permita sufrir ningún daño mientras te acercas a Él. Y también, no importa lo bajo que hayas caído, incluso hasta los niveles más bajos, incluso hasta las mismas Diez Coronas de la Impureza, debes unirte a Dios desde allí, porque Su dominio se extiende sobre todo (Likutey Moharan II 82).

 

 

 

Un extracto de "Consejos" de Rabí Natán de Breslov, publicado por el Instituto de Investigación de Breslov, www.breslov.org.

 

 

Escribe tu opinión!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Si confesar nuestros pecados es una obligación absoluta todos los días, en Elul es doblemente importante.