Rusia, Ucrania, Israel y la próxima invasión

¿Qué mensaje nos está transmitiendo la actual guerra entre Rusia y Ucrania con referencia a Gog y Magog y la próxima invasión de Israel? ¿Qué puede hacer la gente temerosa de Dios ahora mismo?

5 Tiempo de lectura

David Ben Horin

Posteado en 27.02.22

¿Qué mensaje nos está transmitiendo la actual guerra entre Rusia y Ucrania con referencia a Gog y Magog y la próxima invasión de Israel? ¿Qué puede hacer la gente temerosa de Dios ahora mismo?

“Cuando estás a punto de salir a luchar, cada día es como Yom Kipur”, dice mi amigo Eli.

Eli, veterano del Ejército de Israel y de Jabad, es un judío observante de la Torá y combatiente de las FDI que ha estado en todas las guerras israelíes de los últimos 15 años.

“Los muchachos de mi unidad son una increíble mezcla de la sociedad israelí. Hay seculares que se volvieron religiosos, religiosos que se volvieron seculares, y toda la amplia gama que hay en medio. El espectáculo más asombroso es cuando cada mañana cuando el soldado con el tatuaje en el brazo le explica al soldado con la kipa negra cómo recitar correctamente los rezos de la mañana”.

“Yo siempre llevo una caja de tzedaká en el tanque. Es algo maravilloso. La Torá dice que la caridad salva de la muerte. Es una mitzvá en la que todos estamos de acuerdo. Antes de una batalla, todo el mundo pone una moneda. Baruj Hashem, todos vuelven”.

El Rabino Mizrachi dice que “en el hospital, no hay ateos”. Hace sus visitas a menudo, visitando a los judíos que le han pedido que vaya. Cuando termina su visita, no puede dar tres pasos fuera de la habitación antes de que un paciente le suplique una bendición para que Hashem le dé salud.

Gracias a Dios, todos tenemos más o menos una vida estable y ordenada. Pero cuando estamos en una situación sobre la que no tenemos control, la incertidumbre hace que sintamos que es Yom Kipur para todos.

El Día del Juicio

Para los ucranianos que se despertaron con sirenas, tanques y víctimas fatales, Yom Kipur es hoy.

Hoy tienen la oportunidad de rezarle a Hashem desde lo más profundo de sus corazones, con una concentración y una intención que nosotros ni siquiera podemos imaginar.

En la época del Rey David, cuando Israel iba a la guerra, los Kohanim se apresuraban a ir al frente. Iban a donde les disparaban flechas y piedras pesadas a una velocidad cinco veces superior a la de un tanque.

Sólo bajo el fuego enemigo podían rezar con tanta intensidad, porque no sabían lo que iba a pasar después. Podían rezar con todo el corazón a nuestro Verdadero Rey y Protector.

Ucrania está acá

No desperdicies esta oportunidad.

Rusia no decidió invadir Ucrania de un día para otro. Vladimir Putin, el maestro de la táctica, es demasiado inteligente para hacer algo así. Él masificó sus tropas gradualmente. Esperó a ver qué haría la OTAN.

Putim dispuso sus tropas en formación de ataque, listas para atacar y esperó a ver cómo reaccionaba el mundo.

Las amenazas vacías del mundo civilizado fueron la luz verde para invadir.

Si Putin hubiera pensado que atacar Ucrania la llevaría a una batalla con Estados Unidos o con Europa, las cosas habrían sido muy diferentes.

En cualquier momento, Estados Unidos aún puede involucrarse.

China puede involucrarse.

El resto de Europa puede involucrarse.

Las represalias rusas no serán contra Ucrania, sino contra el mundo libre. Ucrania se encuentra al lado de Serbia, donde las consecuencias de un asesinato político se descontrolaron tanto que condujeron a la Primera Guerra Mundial.

Aprovechemos esta oportunidad de aportar nuestro granito de arena

El Rabino Avigdor Miller nos dice que agradezcamos la paz de la mañana.

Todos los días nos levantamos con suficiente comida en la nevera para el desayuno. Nos despertamos con la seguridad de que no habrá soldados enemigos bombardeando la casa ni la policía secreta local derribando la puerta a golpes.

Es una bendición que lo que teníamos ayer lo sigamos teniendo hoy. Es una bendición sentir que no habrá ladrones, invasores extranjeros o policía secreta al lado de la puerta de entrada, listos para llevarnos cautivos.

Cada día nos despertamos en paz.

Esta es nuestra oportunidad de recitar el Modé Ani Lefaneja con gran entusiasmo. Podemos decir, en nuestro propio idioma, “Gracias, Hashem, por darme la paz hoy. Gracias por permitirme despertarme con suficiente comida y seguridad para que pueda servirte con un corazón tranquilo”.

Al ver lo que cada ucraniano está a punto de perder, digámosle a Hashem “Gracias” que nosotros todavía lo tenemos.

¿Qué tanto puede empeorar?

Más de una vez, en el último siglo, los judíos nos hemos despertado y descubierto que no tenemos absolutamente nada.

En 1923, los judíos de Rusia perdieron lo poco que tenían cuando Stalin se apoderó de todo. Una década después, los judíos de Alemania, que era una comunidad muy rica, lo perdieron todo de la noche a la mañana. Sus carreras, sus negocios, los bienes que habían acumulado durante un siglo, fueron confiscados todos en un momento. Una década más tarde, lo mismo ocurrió con los judíos de Francia y de la mayor parte de Europa.

Quince años después, tras la creación del Estado de Israel, al medio millón de judíos de las tierras árabes se les arrancó todo. Treinta años más tarde, les volvió a ocurrir lo mismo a los judíos de Persia. Quince años después, los judíos que abandonaban la Unión Soviética sólo pudieron irse con la ropa que llevaban puesta.

Todo lo que tenemos en la vida es un regalo del Creador. Él nos lo da a cada momento. Y Él p quitárnoslo o dárselo a otra persona en cualquier momento.

Al comprender lo voluble que es esta comodidad, podemos mirar a Ucrania e inspirarnos para hacer un arrepentimiento sincero. Podemos trabajar para eliminar toda la lashón hará. Podemos esforzarnos por utilizar el cuerpo de la manera que Hashem nos ordena, mejorando nuestro nivel de santidad (Shmirat HaBrit). Podemos rezar con más concentración.

Podemos hacerlo sabiendo que la espada del exilio, la pobreza y la enfermedad pende sobre nosotros como lo hace sobre cada hombre, cada mujer y cada niño de Ucrania.

El milagro para Israel y los judíos

Dios tiene sus ojos sobre la Tierra desde el primer día del año hasta el último (Devarim 11:12)

Deberíamos ponernos de rodillas y agradecerle a nuestro Creador por todo lo que ha hecho por Israel y por Sus hijos.

Los estadounidenses trataron de firmar un tratado que trajo armas nucleares beligerantes a la puerta trasera de Israel.

Como parte de su estrategia, Putin está colocando armas nucleares rusas en Bielorrusia, que está mil kilómetros más cerca de Europa Occidental. Espera colocar armas nucleares en Ucrania, que limita con Hungría. Está estudiando la posibilidad de que Rusia se retire de una serie de tratados que la obligan a no apuntar su arsenal nuclear hacia los Estados Unidos.

En lugar de que Estados Unidos coloque peligrosas armas nucleares dirigidas a Israel, Hashem está apuntando peligrosas armas atómicas a Estados Unidos.

Este conflicto también tiene otro aspecto. emocionante: El donante Israel.

En lugar de pedirles a los judíos de la diáspora que ayuden a las comunidades judías necesitadas, Israel lo está haciendo directamente. Estamos prestando a otros países sin pedir nada prestado.

El mundo incluso está pensando en la posibilidad de nombrar a Biniamin Netanyahu como su emisario para poner fin a los combates.

Las señales son claras: Israel se está levantando lentamente para reasumir su papel en el mundo.

Incluso en la tragedia y el caos, el mensaje de la Redención es claro.

El mundo occidental le dio la luz verde a Putin para invadir Ucrania por medio de una retórica vacía.

Con Su protección divina y Su bendición material sobre la Tierra Santa, Hashem les está dando luz verde a todos los judíos para “invadir” a Israel.

Escribe tu opinión!

1. Agradezco por esta bella información que te hace cambiar tu mentalidad como ser humano y poner en práctica lo que Hashem desea de nosotros, agradeciendo por la boda de mis seres queridos, por mi sustento, mi salud y mi hogar.

5/09/2022

BENDICIONES PARA TODO EL MUNDO.

2. Ayuda Breslev

4/14/2022

Hacia el este, en dirección a Jerusalem

3. Frank Neubert

4/10/2022

Gracias HASHEM por darme un día más trabajo, salud y familia y felicidad. Gracias HASHEM por poder aprender Torá gracias a las palabras del Rabino Arush

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Pasa otra semana más, y de la boca del presidente de los EEUU surgen frases que nos tienen a todos rascándonos la cabeza…