Ninguna plegaria se pierde – Emor

Si crees - ¡rezas! Y aunque veamos que hemos rezado por algo mucho tiempo sin aparentes resultados, en verdad, ninguna plegaria se pierde...

3 Tiempo de lectura

Moshe Neveloff

Posteado en 03.05.22

En la segunda enseñanza de su libro, Likutei Moharan, Rabi Najman trae el primer verso de la porción de la Torá de esta semana al comienzo de su enseñanza sobre la plegaria y la redención. “Hashem le dijo a Moshé: Habla a los Kohanim, los hijos de Aarón, y diles: Ninguno de vosotros podrá contaminarse con una persona (muerta) de su pueblo…” (21:1). Muchas veces en sus enseñanzas Rabi Najman trae un versículo de la Torá o una enseñanza de los Sabios y luego nos muestra más adelante en su enseñanza cómo todo lo que acaba de hablar está aludido en el verso que trajo al principio. En este versículo, la palabra ‘decir’ en la frase “Di a los Kohanim”, se refiere a la plegaria. 

Rabi Najman enseña en esta lección que la principal arma que tenemos es la plegaria. Todas las batallas que necesitamos ganar, ya sea con la Mala Inclinación o con aquellos que tratan de impedir que hagan algo bueno; todas estas batallas pueden (sólo) ser conquistadas a través de la plegaria. Por lo tanto, Rabi Najman dice que la persona que quiere realmente merecer revelar la santidad de ser judío necesita rezar mucho y hablar con Hashem. Esta es la principal arma que tenemos para ganar la batalla de vencer a las fuerzas del mal que intentan impedir que revelemos nuestra luz (Likutei Moharán y el Likutei Moharán abreviado, 2ª enseñanza, primera parte).

Rabi Najman también enseña que el aspecto principal de traer la redención depende de la plegaria, porque la razón principal del exilio se debe a la falta de emuná (fe). La plegaria es un aspecto de la fe, lo que significa que la persona cree que Hashem puede crear y renovar cualquier cosa a Su voluntad, y, por lo tanto, Le reza a Hashem para que cumpla su pedido. Al tener una fe fuerte, y fe en que nuestras plegarias son escuchadas por Dios, tenemos el mérito de ver milagros en nuestras vidas. Rabi Najman también enseña en esta lección que la principal revelación de la fe está en la Tierra de Israel (Likutei Moharán abreviado, 7ª enseñanza, primera parte).

En esta época, el Estado de Israel celebra el Día del Recuerdo (Yom HaZikaron) por los soldados caídos y las víctimas del terrorismo y, al día siguiente, celebra el Día de la Independencia (Yom HaAtzmaut). En mi caso, personalmente, estos últimos años he tomado este día de celebración de nuestra independencia como un día para agradecerle a Hashem por el regalo de vivir en la tierra de Israel. Le doy gracias a Hashem por los increíbles cambios positivos que han ocurrido en mi vida desde que me mudé a Israel, y por el mérito de vivir aquí. Cuando vivir en Israel se convierte en algo cotidiano, como todo lo que se convierte en rutina, tendemos a darlo por sentado. Naturalmente, nos centramos en otros aspectos de la vida. Por lo tanto, creo que estos días especiales del Día del Recuerdo y del Día de la Independencia nos ayudan a reflexionar sobre el significado de vivir aquí en la tierra de Israel durante esta época tan turbulenta de nuestra historia.

Mi esposa y yo hablamos el otro día de que es realmente un milagro que hayamos merecido formar parte de todos los miles y cientos de miles de judíos de todo el mundo que han regresado a la tierra de Israel. ¿Por qué mérito logramos hacer aliá y vivir aquí? Yo no crecí rezando y queriendo hacer aliá a Israel. Simplemente no era algo que estuviera en mi conciencia. Realmente sentimos que se debe al mérito de nuestros antepasados, que rezaron por la redención y rezaron por la reconstrucción de Jerusalén y la reunión de los exiliados durante siglos y hasta milenios.

Nosotros también debemos saber y tener fe en que nuestras plegarias sí están ayudando a traer la redención. Rabi Najman dice más adelante en la primera enseñanza que he traído arriba: “Cuando vemos la duración del exilio, y (que) cada día gritamos a Hashem y todavía no somos redimidos; hay personas de nuestro pueblo que piensan erróneamente que todas nuestras plegarias no sirven de nada. Sin embargo, la verdad es que todas las plegarias son elevadas al Cielo por los tzadikim de cada generación, como está escrito, ‘y Moshé estableció el Tabernáculo’ (Nuestras plegarias son parte de la reconstrucción del Templo).  Los Tzadikim elevan cada plegaria a su lugar apropiado y esto es lo que ayuda a traer el regreso de la presencia Divina (la Shejiná) entre nosotros. Entonces el Mashíaj vendrá y completará la reconstrucción del Templo”. Amén.

Escribe tu opinión!

1. JENNY Loachamin

5/05/2022

Buenas tardes a qui en Ecuador se aumentado el desorden pero la Luz llega al mundo Entero las Bondades del ETERNO es muy grande gracias Rabino por todas sus enseñanzas me gustaría llegar a tener la Biblia Tora a partir que e comenzado a leer la Santa Biblia e llegado a comprender muchas COSAS y poder compartir con los demás cuando trabaje 10 años con personas judías los miraba mucho sus resos sus costumbres tuve que dejar a mis hijos para ir a trabajar muy lejos y poder aprender mucho gracias gracias un Rabino me ayudó en las redes sociales Aprende a escribir en hebreo un poquito y deseo aprender más gracias AMÉN ALELUYA YHWH HASHEM ISRAEL SHABBAT SHALON ATA MALJEI HAMELEJ,MALJEI HAMELAJIM 🕊👑🕊🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🙌❤🙏🤲💙📖♥️🕯

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

La naturaleza no es más que una herramienta en manos de Hashem y el modo normal que Hashem utiliza para dirigir el mundo

Featured Products