La Vida de Rabi Najman

"Él era el verdadero 'hombre vivo', un ser incomparable. Su vida era siempre una nueva vida. Una vez dijo: 'Hoy he vivido una vida que nunca antes viví'"…

6 Tiempo de lectura

Rabino Avraham Greenbaum

Posteado en 11.02.2011

"Él era el verdadero 'hombre vivo', un ser incomparable. En cada momento estaba verdaderamente vivo. Su vida era siempre una nueva vida, y esto lo escuché de sus propios labios. Una vez dijo: 'Hoy he vivido una vida que nunca antes viví'… Hay innumerables gradaciones de vida y de vitalidad en el mundo. La vida auténtica es la de la verdadera sabiduría, y la esencia de la sabiduría es trabajar y dedicarse a conocer y acercarse al Creador, Quien es la Vida de la vida. Cuanto más cerca está uno de Di-s, más real es su vida… Los Justos siempre están conectados a la verdadera vida… Pero la vida que alcanzó el Rebe estaba en un nivel mucho más elevado y exaltado, al que ningún hombre había llegado. Porque el Rebe vivió una larga vida, una buena vida de verdad". ("Tzadik" – Jayei Moharán  , Introducción de su gran discípulo, Rabi Natan.)

Nacimiento e infancia
 
Rabi Najman (el Rébe) nació el primer día del mes de Nisán 5532 (4 de abril 1772), en Shabat, en la ciudad de Medzeboz en Ucrania, donde vivió y fue sepultado su bisabuelo, el gran Justo Rabi Israel Baal Shem Tov, el fundador del movimiento Jasídico.

El padre de Rabi Najman, Rabi Simja, fue el hijo de Rabi Najman Horodenker, quien fue uno de los discípulos más cercanos del Baal Shem Tov y un asiduo miembro de su hogar. Su madre Feigue, fue hija de Odel, quien a su vez fue la hija del Baal Shem Tov. Rabi Najman pidió que al invocar su mérito, la gente debería referirse a él como Rabi Najmán hijo de Feigue.
 
Siendo todavía un niño, ocultó a todos sus devociones, haciendo muchas abluciones en el Mikve (baño ritual) frío, incluso en pleno invierno y aislándose en los bosques por largos períodos de plegaria y meditación, además de estudiar prodigiosamente.
 
Casamiento
 
De acuerdo con la costumbre de su época, se casó a la edad de 13 años, poco después de su Bar Mitzvá. Su esposa fue Sashia, la hija de Rabi Efraim de Osiatin, un pueblo cercano a la ciudad de Medvedevka. En sus 22 años de matrimonio tuvieron ocho hijos, pero cuatro – entre ellos dos hijos – murieron en la infancia. Cuatro hijas sobrevivieron, y tuvieron descendientes que son conocidos hasta hoy.
 
Desde el momento de su matrimonio, Rabi Najman vivió en Osiatin con su suegro, continuando sus estudios y devociones hasta que logró niveles únicos de santidad y divina inspiración, además de ser perfectamente culto en todo lo referente al Tanaj (la Biblia), Talmud, Halajá, Midrash y la literatura Cabalística. Al comienzo fue un desconocido para todos, con excepción de un discípulo cinco años mayor que él, Rabi Shimon ben Baer, quien se unió a él poco después de su matrimonio y se convirtió en su seguidor durante toda su vida.
 
A la edad de 18 años, Rabi Najman se fue de la casa de su suegro a vivir en Medvedevka, donde vivió durante los siguientes diez años. Fue allí donde su grandeza fue revelada por primera vez y rápidamente tuvo fervientes seguidores entre ellos algunos eruditos distinguidos, cabalistas y el anciano Rabi Yekutiel, el Maguid de Terhovitz, uno de los líderes principales del movimiento Jasídico. Rabi Najman enfatizó la Emuná (la fe pura), la plegaria y el constante crecimiento espiritual.
 
Peregrinaje a Israel
 
Fue desde Medvedevka que Rabi Najman organizó         su peregrinación a la tierra de Israel   a principios del verano de 1798, a pesar de ser ese el centro de una importante guerra entre Gran Bretaña y Turquía contra los Franceses. Su viaje duro 14 meses y estuvo lleno de todos los obstáculos posibles y varias veces corrió peligro de muerte, pero logró su objetivo de caminar en la Tierra Santa. Visitó los lugares sagrados en el norte, pero al parecer no visitó Jerusalén. A pesar de ser capturado por piratas en su viaje de regreso, Rabi Najman regresó sano y salvo a Medvedevka en el verano de 1799. Poco después se trasladó a la ciudad de Zlatipolia, donde vivió dos años.
 
Breslev
 
En 1802, a la edad de 30 años, Rabi Najman dejó Zlatipolia para establecerse en la ciudad de Breslev, donde pasó la mayor parte de los últimos ocho años de su vida. Al entrar en la ciudad dijo que sus seguidores siempre serían conocidos como los "Jasidím de Breslev", indicando que el nombre Breslev tiene las mismas letras hebreas que Lev Basar, "corazón de carne" (Ezequiel 36:26).
 
Muy poco después de su llegada, Rabi Najman fue acompañado por Rabi Natan Sternhartz de 22 años de edad, que vivía en la ciudad cercana de Nemirov. Rabi Natan se convirtió en el  seguidor más cercano de Rabi Najman de Breslev y transcribió casi todas sus enseñanzas. Después que Rabi Najman dejó este mundo, Rabi Natan estableció lo que se ha convertido en el movimiento jasídico mundial de Breslev. Rabi Najman dijo de Rabi Natan: "Si no fuese por Rabi Natan, ni siquiera una sola página de mis enseñanzas se hubiese conservado".
 
En los ocho años que siguieron a este encuentro, Rabi Najman irradiaba "Torá fresca" en cada una de sus palabras y gestos – la Torá, cuyas sublimes alturas espirituales alcanzó se entrelazaban con eventos de la vida de su familia y seguidores en el contexto de la Rusia Imperial y la difícil situación de la población judía. Sus discursos sobre Torá, sus conversaciones, historias, parábolas y episodios de su vida fueron fielmente registrados por Rabi Natan en sus libros.
 
Rabi Najman tenía grandes esperanzas en su hijo Efraim Shlomo, que nació en la primavera de 1805, pero un año después, en el verano de 1806 el bebé murió y Rabi Najman lo lloró profundamente. Su pérdida inspiró a Rabi Najman a dirigirse en un nuevo camino que encontró su expresión en las historias que empezó a contar,  y luego fueron impresas en el libro "Sipurey Maasiot" – "Los Cuentos de Rabi Najman".
 
Su esposa Sashia murió en el verano de 1807. Poco tiempo después se volvió a casar, pero no tuvo hijos con su segunda esposa. Durante este período Rabi Najman contrajo tuberculosis, y cuando empezó a toser predijo que esta enfermedad eventualmente se llevaría su vida.
 
En el otoño de 1807 viajó a través de una Europa devastada por la guerra a Lemberg que se estaba convirtiendo en el centro del incipiente movimiento de asimilación.
 
Al regresar de Lemberg a Breslev en 1808, Rabi Najman desafío las olas de dudas, escepticismo y racionalismo para dar énfasis a la fe, la sencillez, la plegaria personal (Hitbodedút), la devoción y la alegría.
 
Uman
  
En el verano de 1810, Rabi Najman hizo su último viaje a la ciudad de Uman, por la que había pasado unos ocho años antes en su camino a Breslev, y cuyo antiguo cementerio judío había elegido como lugar de su entierro. Este fue el sitio del entierro de los mártires que santificaron el Nombre de Di-s en Uman en 1768 – unos cuatro años antes del nacimiento de Rabi Najman – cuando decenas de miles de judíos qué se negaron a traicionar a su fe y religión, fueron asesinados durante un periodo de tres días. Cuarenta años después, Uman se había convertido en un centro importante del movimiento de asimilación.
 
Rabi Najman estuvo cinco meses en Uman durante los cuales tuvo largos debates con tres de los patrocinadores principales de la asimilación, que lo tenían en alta estima.
 
A pesar de su enfermedad, celebro Rosh HaShaná de 5571 / 1810 con unos cientos de sus seguidores. Durante el primer día de la fiesta, su estado se deterioró seriamente y tosió grandes cantidades de sangre. Sin embargo, a pesar de su gran debilidad, dio su clase habitual en la segunda noche, hablando durante muchas horas. Esta fue su última lección.
 
Dieciocho días después, el 18 de Tishrei 5571 / 16 de Octubre 1810 – cuarto día de la fiesta de Sukót – Rabi Najman partió de este mundo y fue enterrado en el antiguo cementerio de Uman, entre los mártires del masacre de 1768.
 
Rabi Najman aún vive hoy en el ardor de sus enseñanzas y el celo de sus seguidores de imprimirlas y difundirlas. Fue Rabi Natan quien tomó la iniciativa de imprimir lo discursos de Rabi Najman (Likutey Moharán), sus cuentos (Sipurey Maasiot) y sus conversaciones (Sijot HaRán– las Enseñanzas de Rabi Najman, Jayei Moharán – La Vida de Rabi Najman, y Likutey Etzot– Los Consejos de Rabi Najman, Shivjei HaRan– Alabanza del Tzadik), así como sus propios discursos, plegarias y comentarios.
 
Rabi Natan inició las visitas a la tumba de Rabi Najman y el encuentro anual de Rosh HaShaná de sus seguidores, los Jasidím de Breslev, en Umán, donde también construyó una sinagoga. Uman permaneció como el centro principal de los Jasidím de Breslev hasta después de la primera Guerra Mundial, cuando fue trasladado a Israel, y desde allí el movimiento se ha extendido hasta convertirse en un movimiento mundial.
 
¡También ustedes pueden tomar parte en la difusión del mensaje de Amor, Alma y Alegría de Rabi Najman, e iluminar almas alrededor del mundo! Para más detalles, teclear aquí.
 

La santa tumba de Rabi Najman en Uman 

Escribe tu opinión!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Todos deberíamos merecer saber cuánto nos ama Hashem como Sus hijos, y deberíamos cumplir la Torá y las mitzvot con alegría