Todavía ni empezamos a dar las gracias

Si tuvieras el mérito de recitar los Salmos, no sólo de la mañana a la noche, sino las veinticuatro horas del día sin parar, durante mil años consecutivos, ¡todavía no habrías devuelto ni una millonésima parte de la deuda que tienes con el Cielo!

2 Tiempo de lectura

Rabino Shalom Arush

Posteado en 19.06.22

Tenemos que ser conscientes de que todas nuestras mitzvot y nuestra gratitud son solamente un descuento en una larga fila de deudas que no hace más que crecer. Eso es lo que decimos en la plegaria Nishmat Kol Jai – El alma de todo ser vivo:

“Si nuestra boca estuviera llena de canto como el mar, y nuestra lengua de júbilo como el de sus muchas olas, y nuestros labios de alabanza como las amplitudes del cielo, y nuestros ojos alumbraran como el sol y las estrellas, y nuestros pies manos estuvieran extendidas como las águilas del firmamento, y nuestros pies fueran ágiles como los de los venados, no nos bastaría para agradecerte oh Eterno, nuestro Dios y Dios de nuestros padres, y bendecir Tu Nombre, nuestro Rey, por una de los miles y millones y billones de miles de veces, las bondades, milagros y maravillas que has hecho con nosotros y con nuestros padres”

Todos nosotros conocemos esta plegaria y la recitamos todo el tiempo, pero… ¿acaso realmente somos conscientes de lo que estamos diciendo?

Para poder hacer esto más accesible al lector contemporáneo, es como si dijéramos:

Si tuvieras el mérito de recitar los Salmos, no sólo de la mañana a la noche, sino las veinticuatro horas del día sin parar, durante mil años consecutivos, ¡todavía no habrías devuelto ni una millonésima parte de la deuda que tienes con el Cielo!

Ese es el significado de lo que dice el Nishmat Kol Jai.

Dices que te concentraste en el rezo. ¿Acaso eso significa que Hashem te debe algo?

No.

Al contrario. Eso hace que estés en deuda con Hashem un millón de veces más que antes, porque todo lo que decimos en Nishmat Kol Jai se refiere únicamente a las cosas materiales, a la vida, al aire que respiramos y a la comida que comemos, a la salud y a la ropa, e incluso por todo esto no llegamos a dar las gracias en la medida suficiente.

Pero con respecto a lo espiritual – de eso ni siquiera hemos empezado a hablar…

Por lo espiritual no hay forma de retribuir las bondades de Hashem, porque incluso si das las gracias un millón de veces, ni siquiera has empezado a dar las gracias por una sola mitzvá que tuviste el mérito de cumplir. Porque por lo espiritual no podemos dar las gracias.

Por lo tanto, por la espiritualidad, por la Torá, por las mitzvot, por la emuná, por la plegaria con fervor, por la gratitud a Hashem – no tenemos forma de empezar siquiera a dar las gracias. Todas las expresiones de agradecimiento que se dijeron en el mundo a cargo de todas las personas que han existido no son suficientes para empezar a dar las gracias siquiera por una sola mitzvá pequeña que el Creador con Su gran compasión nos dio el mérito de cumplir.

Escribe tu opinión!

1. Shalom rabino gracias por sus ejemplares libros tam

6/24/2022

Gracias shalom rabino gracias por sus libros y que el todopoderoso lo colme de infinitas bendiciones y cada obra de sus manos sea un éxito largura de años y días para usted y su esposa y sus familias y sus colaboradores que la shalom sea con ustedes y todo el pueblo de YSRAEL

2. Angelica

6/24/2022

Shalom mi querido Rabi. Gracias por sus sabiduría qué nos comparte, no lo había visto ese punto tan importante en mis oraciones, a partir de Hoy si El Creador me lo permite voy a comenzar hacerlo. Shabbat Shalom 🇮🇱🥰

3. Yitzhak

6/23/2022

Gracias Rabino. Y me comprometo recitar el Nishmat Kol Jai en el Kottel en octubre del 2023 y dar a Tzedaka por todas las bondades que hace Hashem conmigo y mi familia. Amen

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Un día empezó a sufrir terribles dolores, que lo dejaron completamente inmóvil. Casi se vuelve loco del dolor.