Qué tenemos que corregir

Nuestros Sabios predijeron hace ya miles de años cómo iba a ser la época en la que vivimos y sintieron mucho miedo: “¡Ojalá que el Mashíaj venga pero que yo no esté allí!”.

2 Tiempo de lectura

Rabino Shalom Arush

Posteado en 18.07.22

La gratitud es el camino a la salvación en esta generación. En todas las generaciones anteriores, para obtener la salvación, era necesario hacer ayunos, plegarias y mortificaciones. Pero en nuestra generación, las salvaciones llegan por medio de canciones, alabanzas y gratitud. ¿Saben por qué? Nuestros Sabios predijeron hace ya miles de años cómo iba a ser la época en la que vivimos y sintieron mucho miedo: “¡Ojalá que el Mashíaj venga pero que yo no esté allí!”.

Esta es la generación llamada “Ikveta di Meshijá” (Pasos del Mashíaj), porque vieron lo difícil que iba a ser esta época. Y la gran dificultad de esta generación es el descaro y la osadía, tal como describe la Mishná: “¿Qué sucederá con la generación previa a la Redención Final?”. Y tal como vemos en nuestra generación, sobrevendrá el descaro…

La gratitud es el camino a la salvación en esta generación

Luego la Mishná describe cómo será ese descaro: “Los jóvenes humillarán a los ancianos; los ancianos se pondrán de pie ante los más jóvenes; el hijo indignará a su padre; la nuera se alzará contra su suegra; los miembros de la familia del hombre serán sus enemigos; el rostro de la generación será como el rostro de un perro; el hijo no se avergüenza ante su padre y ¿en quién podemos confiar? ¡En nuestro Padre Divino!”.

O sea que el descaro es una prueba muy difícil de esta generación y el Arizal dice que la rectificación de cada persona tiene que ver precisamente con aquello que le resulta más difícil. ¿Cómo puedes saber qué es lo que tienes que rectificar? Si ves que hay algo que te cuesta en forma especial (alguna pasión física o un mal rasgo de carácter que no logras superar), sabrás que allí se encuentra la esencia de tu rectificación. Te trajeron al mundo precisamente para que rectificaras esta falta. Por ejemplo, si una persona iracunda, o sea, no logra contener su ira, y al mismo tiempo es generosa y da mucho dinero para caridad, sabrá que no ha venido al mundo a rectificar el rasgo de la avaricia, sino el de la ira.

Este principio se aplica también a todo el Pueblo de Israel. Si en nuestra generación reina el descaro, entonces eso quiere decir que, para poder rectificar, debemos hacer todo lo posible por hacer justamente lo contrario, o sea, comportarnos con buenos modales; y la más grande expresión de esto es la gratitud. Cuando una persona siente gratitud hacia sus padres y hacia sus maestros, jamás se atreverá a faltarles el respeto. Entonces ¿por qué Hashem hizo que en esta generación aumentara el descaro? Para obligarnos a fortalecer el tema de la gratitud y superar el descaro, y así rectificar el pecado de las quejas y las lamentaciones.

Escribe tu opinión!

1. Angelica

8/18/2022

Shalom. Gracias por la enseñanza, hay tanto que rectificar en mi vida, qué esta es una parte de lo qué tengo que rectificar, en la educación de mis hijos , le sigo pidiendo a HaShem qué me de paciencia para educarlos. Ahora tengo su libro educación con amor y se que me va ayudar mucho . Gracias Rabino Arush. HaShem los bendiga a todos. BARUJ HASHEM 🥰🇮🇱🌎

2. Isabel cardenas

8/13/2022

Bendito seas hashem

3. Alain Limonta

8/07/2022

Estoy muy agradecido por todo lo que esta pasando en mi vida ahora mismo... Es algo que no puedo explicar...waooo.

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Pongamos por caso que un muchacho de veinte años, bastante infantil y que no tiene aún la capacidad de hacerse cargo del yugo de una familia, Le pide a Hashem que le envíe a su alma gemela. ¿Qué se decide en el Cielo en un caso así?

Material sobre este tema