El único miedo: perder la emuná

Gracias a Dios, actualmente el camino de la gratitud se ha difundido sobremanera. Y se han difundido las historias de salvaciones milagrosas.

3 Tiempo de lectura

Rabino Shalom Arush

Posteado en 01.08.22

Gracias a Dios, actualmente el camino de la gratitud se ha difundido sobremanera. Y se han difundido las historias de salvaciones milagrosas.

Nos cuenta un padre de Jerusalem:

“El último parto de mi esposa fue muy largo y muy difícil. En la sala de partos, el médico advirtió que el pulso del bebé estaba disminuyendo, en cuyo caso es necesaria una operación cesárea de urgencia. El médico salió de la sala unos minutos y mientras tanto empezaron a preparar a mi esposa para la operación. Mi esposa empezó de inmediato a recitar el Salmo 100: Mizmor Le Todá una vez y otra vez más, y yo me paré en un rincón de la sala y empecé a darle las gracias a Hashem e incluso canté en voz baja una canción de agradecimiento.

A los cinco minutos, el médico volvió a chequear el monitoreo y decidió postergar la operación. Me senté en una silla a dar las gracias y a los veinte minutos el médico volvió y me dijo: “Siga haciendo lo que hizo hasta ahora, ¡que funciona! Y su esposa lo necesita”. De más está decir que al final mi esposa no tuvo necesidad de operarse y gracias a Dios mi hijo nació en forma natural.

Ahora les presentaré algunas historias de casos médicos.

Cuenta el Rebe de Lejovitch: “Cuando los médicos hacen que el paciente pierda la esperanza, diciendo que su enfermedad es incurable, y el paciente se fortalece en emuná y deposita toda su confianza únicamente en Hashem, ahí es cuando se le abren las puertas de la curación y la salvación”.

La explicación de esto es que cuando los médicos no le hacen perder la esperanza al paciente, a este le resulta difícil confiar solamente en Hashem y deposita su confianza también en los médicos y en los tratamientos. Por ese motivo, el paciente no debe esperar a que los médicos le hagan perder la esperanza, sino que debe fortalecerse espiritualmente ya desde el comienzo y depositar su confianza únicamente en Hashem.

Alguien me contó que una vez lo habían internado por una enfermedad bastante grave y, debido a que era un personaje público, sus conocidos hablaron con el jefe de la sala para que lo atendiera en forma personal. Por supuesto que esto implicaba una tarifa muy alta pero sus amigos se encargaron de ese tema. Resulta que el jefe de la sala fue a verlo y le dijo con tono tranquilizador que ya había alguien que se ocupaba de él y que a partir de ese momento, él (el médico) estaba a cargo de su caso en forma privada.

El enfermo le dijo: “Yo no quiero ningún tratamiento privado”. El médico no entendía por qué, siendo que sus amigos se encargarían de todos los gastos. “Yo quiero tener presente a cada instante que Aquel que me hizo internar es el Mismo que me va a sacar de acá y tengo miedo de que, si confío en el “tratamiento privado del gran especialista”, voy a perder la emuná y voy a empezar a confiar en las leyes naturales y en los médicos, y por eso prefiero seguir con mi emuná, sabiendo que mi curación está únicamente en manos de Hashem”.

El médico no podía creer lo que acababa de escuchar, pero le hizo caso y se fue.

A partir de ese momento, el paciente empezó a ver milagros con sus propios ojos. En primer lugar, el médico iba a verlo cada mañana antes de ver a los demás enfermos, sin cobrarle ni un centavo. Y además, todo el plantel médico lo atendió con sumo esmero y se curó muy rápido y le dieron el alta, tal como él mismo había predicho: que Aquel que lo hizo internar fue el Mismo que al final lo sacó del hospital.

Escribe tu opinión!

1. Mapi Gallegos

8/08/2022

Yo soy mexicana y estudio raíces hebreas, y recibido muchos milagros del Padre, mi hijo estuvo a punto de morir con un golpe en la cabeza y salida de líquido cefalorraquídeo, mi esposo estuvo a punto de perder un ojo y así podría contarles muchas más más, pero mi fe y mi amor a Hashem es infinito y hago lo que el nos pide y he podido ver sus milagros en la vida de mi familia, nada hay mejor que no perder la Emuná y hacer lo que el Padre nos pide 🙏🏼❤️

2. Cielo rojas

8/08/2022

Así es queridos amigos el creador es bondadoso su amor infinito que grandeza el mundo entero hemos vivido y atravesado por algo que jamas pensamos viviríamos hasta los gobernantes y científicos pensaron que no pasaría ya que el mundo evolucionó y ciencia también y mira llegó el COVID 19 nos sorprendió su evolución todo aterrados encerrados aislados que más muestra queremos ver el señor ha sentido compasión por todo la humanidad pero cómo ven no ha bastado ahora nos toca ver cómo otros países se quieren destruir entre sí por poder qué pena no allan aprendido nada la vida es un regalo Divino del todo poderoso igual que toda la creación en vez de caminar todos en armonia ya que el padre celestial nos da su luz pido a HASHEM su guía que ilumine nuestros pazos y nuestros actos bendiciones

3. Angelica

8/08/2022

Shalom. Baruj HaShem. Qué grandes testimonios de Emmona. HaShem nos ama tanto que con su grande misericordia El ahí siempre está para levantar al enfermo , al caído y a todos los que le invocan , cómo dice el salmo 91. A los que le invocan de verdad

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Este es un mensaje muy importante a tener en cuenta cada vez que enfrentamos una prueba en la vida.

Featured Products