La clave del progreso

Es muy importante que estudiemos y repasemos las distintas etapas de la teshuvá tal como se establecen en la ley judía, la halajá, y tal como se enseñe en el libro En el Jardín de la Fe en español:

2 Tiempo de lectura

Rabino Shalom Arush

Posteado en 04.09.22

Si no eres capaz de dar las gracias con sinceridad por los problemas, no pidas nada. Lo que tienes que hacer es, por lo menos, media hora de plegaria personal en la que solamente pedirás emuná:

“Amo del universo, dame una emuná completa. Déjame creer que este problema/deficiencia proviene de Ti y es por mi propio bien. Déjame alegrarme con el sufrimiento. Y hasta que no esté alegre con el sufrimiento, no quiero que me des nada ni me envíes ninguna salvación. Yo solamente quiero una sola cosa: vivir con emuná, sabiendo que todo es para mi bien y darte las gracias con el corazón alegre. Ayúdame a dar las gracias de verdad. Ayúdame a alegrarme de verdad. Ayúdame a sentir Tu amor y Tu bondad de verdad”.

Y esta es la respuesta a la pregunta: “¿Cuánto tiempo hay que dar las gracias?”.

Si entendiste lo que se dijo hasta ahora, también vas a entender que no se puede fijar una cantidad específica de tiempo. Esto no tiene que ver con el tiempo ni con nada más. Solamente tiene que ver con tu verdad. Si llegaste a la verdad o no.

En el Jardín de la Fe

Es muy importante que estudiemos y repasemos las distintas etapas de la teshuvá tal como se establecen en la ley judía, la halajá, y tal como se enseñe en el libro En el Jardín de la Fe en español:

  • Abandonar el pecado
  • Confesarse
  • Arrepentirse
  • Comprometerse a no reincidir

Esta es la teshuvá completa que debemos llevar a cabo y está comprendida dentro del agradecimiento. Y al dar las gracias y hacer teshuvá de esta manera, se anula el mal decreto.

Uno puede estudiar emuná toda su vida y vivir la emuná toda su vida, pero si le faltan las bases profundas en el edificio de la emuná, que son la gratitud y el agradecimiento, entonces todo el edificio acabará derrumbándose. Recién cuando uno da las gracias, se da cuenta de lo que le está faltando y logra rectificar la principal falta.

Escribe tu opinión!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Un día empezó a sufrir terribles dolores, que lo dejaron completamente inmóvil. Casi se vuelve loco del dolor.