Primero el chasco, luego la luz

Acaso le parece lógico que cuando bebía cerveza, bailaba en discotecas y salía cada noche con una chica diferente tuviera menos problemas que los que tengo ahora?

3 Tiempo de lectura

Rabino Lazer Brody

Posteado en 22.05.16

Muchos baalei teshuvá (judíos que empezaron a ser observantes) y también aquellos que nacieron en familias ortodoxas pero ellos mismos fueron fortaleciendo su observancia, me dijeron a lo largo de los años que la vida se puso mucho más difícil después de la teshuvá que antes. Por ejemplo, un joven me preguntó: “¿Acaso le parece lógico que cuando bebía cerveza, bailaba en discotecas y salía cada noche con una chica diferente tuviera menos problemas que los que tengo ahora que me pongo tefilín todos los días, observo el Shabat, como kosher y le soy fiel a mi esposa? ¿Cómo es posible?”.

 

Rabí Natan nos da la respuesta, que curiosamente se relaciona con Pesaj, Lab BaOmer y Shavuot. Él explica que en Pesaj, Hashem nos dio una cantidad enorme de luz Divina, mucha más de la que nos merecíamos. Esta tremenda dosis de luz Divina fue la que nos permitió quebrar las cadenas de la esclavitud en Egipto y alcanzar nuestra liberación nacional tal como se manifiesta en el subsiguiente éxodo de Egipto. Sin embargo, una vez que Israel salió de Egipto, este “regalo gratuito” de luz Divina nos fue quitado y tuvimos que ganárnoslo nosotros mismos a través de los cuarenta años deambulando por el desierto y soportando todo tipo de tribulaciones.

 

No piensen que esta es meramente una historia de antaño, pues existe un aspecto de Pesaj, Lag BaOmer y Shavuot que vuelve a tener lugar en cada generación, cada año, cada mes e inclusive cada día. ¿A qué nos estamos refiriendo?

 

Aquel que jamás tuvo el privilegio de vivir un estilo de vida de Torá y emuná es como una persona esclavizada a los conceptos herejes de la sociedad moderna, que atormentan el alma. Y lo que es peor, ciertamente es un esclavo de la lujuria y los deseos físicos. Esto corresponde a la esclavitud de Israel en Egipto.

 

A fin de liberar a esa persona, explica Rabí Natan, Hashem les ilumina el alma con una enorme medida de luz Divina, que va mucho más allá de su nivel espiritual. Esto es lo que se denomina etaruta diltata, una estimulación desde arriba, tal como la llama Rabí Shimon bar Iojai. En virtud de esta estimulación Divina, el individuo hace teshuvá. Pero poco después de la teshuvá inicial, se le quita la enorme medida de luz Divina, si bien su roshem, su impresión, permanece en el alma. Ahora el nuevo baal teshuvá se topa con grandes dificultades y grandes pruebas de fe. Esto corresponde a los cuarenta años en el desierto.

 

La impresión le da coraje al baal teshuvá para seguir adelante y perseverar en su emuná, su estudio de la Torá y su cumplimiento de las mitzvot. Las pruebas de emuná y las dificultades que vienen después de la teshuvá son muy penosas, como todos saben. Uno tiene que luchar con todas sus fuerzas por mantener la cabeza por encima de las aguas turbias de la depresión, la desilusión y el desánimo. Esto corresponde a los primeros 25 días de la Cuenta del Omer, que van desde el final de Pesaj hasta Lag BaOmer, período durante el cual está prohibido escuchar música, casarse, cortarse el pelo y demás clases de festejos.

 

Afortunadamente, en virtud del tzadik –Moisés, Rabi Shimon Bar Iojai, el Arizal, el Baal Shem Tov, Rabí Najman, el tzadik de cada generación y Mashíaj-  tenemos el día de Lag BaOmer, en que vemos que todos nuestros esfuerzos dieron frutos. Ahora se inicia la alegría que ha continuar creciendo hasta que recibamos la Torá directamente del Todopoderoso en Shavuot. Cada uno de nosotros puede sentir este maravilloso ciclo.

 

Teniendo en cuenta lo antedicho, no dejemos que los reveses de la vida nos tiren abajo. Las brillantes fogatas de la noche de Lag BaOmer nos recuerdan que la emuná arde con más luz en medio de la oscuridad y la ilumina. Bailamos toda la noche hasta que percibimos la primera luz del día, que con la ayuda de Dios no será otra que la luz de la Redención, muy pronto en nuestros días, amén! Feliz Lag BaOmer!

 

Escribe tu opinión!

1. Flor

5/04/2018

Desanimo

El tema me viene como anillo al dedo en estos días mas bien meses, eh llegado a pensar que todo lo que me pasa es por empezar a leer amo a Dios con todo mi corazón pero talvez nunca debería de haber dejado mis raíces mis tradiciones. Saludos

2. Flor

5/04/2018

El tema me viene como anillo al dedo en estos días mas bien meses, eh llegado a pensar que todo lo que me pasa es por empezar a leer amo a Dios con todo mi corazón pero talvez nunca debería de haber dejado mis raíces mis tradiciones. Saludos

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Comenzó como un Lag B'Omer normal. Mi esposo y yo teníamos boletos para un autobús de Beitar a Meron...