La dieta anticáncer

La semana pasada hablé del increíble descubrimiento del Dr. Thomas Seyfried, respecto a que el azúcar produce tumores.

3 Tiempo de lectura

Rajeli Reckles

Posteado en 15.10.17

La semana pasada hablé del increíble descubrimiento del Dr. Thomas Seyfried, respecto a que el azúcar produce tumores. Para recapitular, el azúcar crea un medio que con el tiempo va privando a la célula de oxígeno. Eso hace que las mitocondrias, que son la central eléctrica de la célula, deje de usar oxígeno para energía y empiece a usar fermentación, que es lo que se denomina “el efecto Warburg”.

 

Este mecanismo de supervivencia, con todo lo increíble que es, produce grandes problemas de salud. La fermentación hace que la célula se comporte en forma descontrolada. Se divide más rápidamente de lo que debería y, en consecuencia, se daña su ADN.

 

Las células del tumor tienen diez veces más receptores de insulina que las células normales y se atracan de azúcar igual que yo me atraco de comida en un buffet libre. Tal vez el hecho de que no haya visto un buffet en los últimos diez años explique el hecho de que soy flaca. Les aseguro que en Israel jamás van a encontrar algo así, porque en un solo día va a entrar en bancarrota. La gente no sólo va a comer como si fuera una época de hambruna sino que también va a esconder comida en los bolsos y los bolsillos, como un cierto familiar mío cuyo nombre prefiero no mencionar.

 

Oy… me distraje. Volviendo a la dieta. El Dr. Seyfried asegura que la dieta sirve para terminar con el cáncer. ¿De qué manera funciona?

 

El cuerpo funciona a través de dos mecanismos: las grasas o el azúcar. Pero no puede las dos cosas a la vez. Si el combustible es el azúcar, entonces eso significa que la insulina es alta la mayor parte del tiempo y uno no está accediendo a esas ilimitadas reservas de grasas en los muslos, las caderas y la panza. Esto se debe a que la insulina es una hormona que le dice al cuerpo que almacene calorías en forma de grasas. Si la insulina es alta, significa que uno está almacenando todas las calorías como grasa, hasta la infinidad.

 

Cuando uno deja de comer azúcar por unos cuantos días, se queda sin glucógeno, que es la reserva de azúcar del hígado. En ese momento, el cuerpo empieza a tener acceso a todas esas preciadas grasas y empieza a quemarlas.

 

Cuando uno quema las grasas, está en cetosis. Siente un aumento de energía, claridad mental y la energía no cae en el medio del día. Además, baja de peso.

 

Ahora bien  – esta dieta no es para todos. Si uno no tiene grandes problemas de salud o de peso, basta con solamente reducir los carbohidratos y agregar un poco de grasas sanas a la dieta para tener más energía y bajar de peso.

 

Pero si uno sufre de cáncer, diabetes o está excedido de peso, o padece alguna enfermedad crónica como por ejemplo, una enfermedad coronaria, entonces esta dieta puede obrar maravillas.

 

Básicamente, uno tiene que consumir 70 % de sus calorías en grasas, 25 % en proteínas y 5 % en carbohidratos (incluyendo azúcar). Hay que comer porciones normales de carne y asegurarse de que la carne tenga grasas. Las grasas te llenan y te dan energía.

 

Además, uno tampoco puede comer una cantidad ilimitada de calorías. Dependiendo del estilo de vida y la clase de cuerpo que uno tenga, la cantidad de calorías va a variar. No puedo decirte cuántas calorías necesitas, pero si lo buscas en Google, vas  a encontrar la respuesta.

 

Se puede cocinar con aceite de coco o aceite de semilla de uva (refinado o no refinado) en vez de usar aceites refinados de canola y demás vegetales. Para las ensaladas, usa aceite de oliva extra virgen prensado en frío. También se puede agregar un pedacito de manteca al café, como hago yo cada mañana. También se puede beber una cucharadita de aceite de coco no refinado, pero si no les gusta el sabor, compren aceite MCT, que es la forma concentrada del aceite de coco. El cuerpo lo utiliza para energía y no lo almacena como grasa.

 

Asegúrense de comer muchas verduras, pero limiten las más dulces, como zanahorias, porque su contenido de azúcar suma mucho. Pueden comer queso y lácteos pero asegúrense d eque sean de bajo contenido de carbohidratos. El salmón es excelente siempre y cuando no sea de China.

 

Y de qué manera esta dieta ayuda a terminar con el cáncer?

 

Muy fácil: hace que las células de cáncer se queden sin azúcar!

 

Recuerda: el azúcar es el combustible que alimenta las células de cáncer. Por eso, si limitas el azúcar, las células de cáncer simplemente se mueren.

 

Nota: este artículo no debe tomarse como un consejo a nadie para que abandone su tratamiento de cáncer. Cada paciente debe llegar a una decisión junto con su médico. E incluso si uno continúa con el tratamiento convencional, esta dieta ciertamente le será de gran ayuda.

 

Que Hashem nos bendiga a todos con mucha salud y con la sabiduría y la disciplina necesarias para usar la comida para mantener el cuerpo, no destruirlo.

 

Pueden enviar sus preguntas, y en especial sobre temas como el noviazgo, el matrimonio, la educación de los hijos y el rol de la mujer. Escriban a racheli@breslev.co.il

Escribe tu opinión!

1. mizrain

7/06/2018

lo usare

lo usare con mi padre y le infomare

2. mizrain

7/06/2018

lo usare con mi padre y le infomare

3. Elias

10/20/2017

Gracias por la informacion muy importante

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

La gente dice: “La fruta no es sana, porque tiene mucha azúcar”. Por eso, si no les molesta, me gustaría aclarar algunos puntos...

Material sobre este tema

Featured Products