Conociendo a Hashem

Allí, en el primer Shavuot en el Monte Sinaí en el año hebreo de 2448, casi tres millones de hombres, mujeres y niños fueron testigos de la revelación de Hashem...  

3 Tiempo de lectura

David Perlow

Posteado en 02.06.22

Todos decimos que creemos. Pero, ¿tenemos realmente idea de lo que estamos diciendo? ¿Cómo sabemos que así es? Después de explorar diferentes enfoques espirituales como estudiante universitario y de vivir un estilo de vida completamente secular, descubrí que el judaísmo y la emuná eran el mejor enfoque para vivir una vida de felicidad y gracias a Dios, hice el cambio.

Yo mismo he tenido periodos en mi vida en los que he tenido dinero y periodos en los que apenas podía comprar pan en el almacén. He tenido épocas en las que era muy popular y épocas en las que me sentí muy solo.  El dinero va y viene, pero lo que me acompañó en todos los períodos de transición de mi vida fue saber que existe un Dios. No importaba la circunstancia, buena/mala, rica/pobre, yo sabía en mi corazón que Él existe pero no sabía cómo conectarme. ¿Y qué dice el judaísmo observante de la Torá sobre todo esto?  

El término “Conocer a Hashem – ladaat et Hashem” se refiere a cuando la persona examina su propia vida, desde los eventos y circunstancias de la infancia hasta su edad actual y se da cuenta de que están llenos de las “huellas digitales” del Creador. Nos centramos en la Providencia Divina dentro de nuestras propias vidas personales y buscamos explicaciones de Emuna sobre por qué las cosas sucedieron de la manera en que lo hicieron. Nos preguntamos cómo fueron esos eventos para mi bien, cómo fueron diseñados para acercarme a Di-s y apreciarlo más. Reflexionamos y tratamos de darle sentido a todo con una predisposición de Emuna. ¿Qué me estaba diciendo Di-s todos esos años? ¿Qué me estaba señalando? Y lo que es más importante, ¿qué me está diciendo ahora? ¿Y a dónde voy desde aquí?

Cuando nos proponemos construir nuestra Emuna nos centramos en la Providencia Divina y en la intervención de Di-s en nuestras vidas. Una forma de hacerlo es dedicar una hora al día a la oración personal y reflexionar sobre todos los diferentes acontecimientos que han tenido lugar en nuestra vida para llevarnos a donde estamos hoy. Mi momento favorito para hacerlo es en Shabat con una taza de café por la mañana temprano en mi azotea en Jerusalén. Encuentra un lugar donde te sientas cómodo y trata de hacer una lista de todos los eventos importantes que han ocurrido en los últimos cinco años. ¿Cuál es el mensaje que te está enviando? Cuando miramos a través de la lente de la Emuna, que todo es de Dios, para lo mejor, y diseñado para acercarme a Él, comenzamos a ver que Dios está jugando un gran papel en nuestras vidas. Esto nos permite fortalecer aún más esa conexión personal como individuo con Dios y avanzar productivamente.

Este mismo aspecto puede aplicarse no solo a nivel personal sino también colectivo. Por ejemplo, veamos qué sucede con la nación de Israel. Cuando miramos a través de la historia, vemos que desde los días de Abraham a Moisés y luego a los Profetas, casi todas las profecías se han cumplido, con la excepción de la reconstrucción del Tercer Templo Sagrado. Esto es una clara señal de que Hashem está trabajando muy de cerca de nuestro pueblo y que Él es real. Sabiendo esto, cada persona, especialmente dentro de la religión judía, puede aprovechar sus talentos viviendo una vida observante, o mudándose a Israel, o difundiendo Emuna. Y entonces esa persona se beneficia no sólo a sí misma, sino también al mundo en general, afectando tanto a la micro como a la macro escala de la elevación espiritual.

TAREA PARA EL HOGAR:

Haz una lista de algunos de los eventos más importantes que te han sucedido en los últimos cinco años y hazte una idea, a través de los ojos de la Emuna, de lo que Dios ha estado tratando de decirte. Ten en cuenta los principios de Emuna de que todo viene de Dios, que todo es para bien y que todo está diseñado para acercarte a Él. Reza para obtener claridad con respecto al camino a seguir. Este será tu aspecto de “Llegar a conocer a Dios”.

Elige un área de tu vida y aprende lo que la Torá dice sobre ella. Puede ser, por ejmplo, la mitzvá de la pureza de la familia, la caridad o visitar a los enfermos. Trata de aplicar lo que la Torá enseña sobre estas mitzvot.

Nuestras bendiciones para que sigas teniendo éxito.

Escribe tu opinión!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

El cumplimiento de una Mitzvah, nos abre la puerta de la redención