Hasta la Vista, Viejos!

¿Cuál es el consejo que le da la Torá al padre o la madre cuyo hijo decidió en forma repentina que ya no quiere seguir en contacto?

4 Tiempo de lectura

Rabino Lazer Brody

Posteado en 12.12.2012

¿Cuál es el consejo que le da la Torá al padre o la madre cuyo hijo decidió en forma repentina que ya no quiere seguir en contacto?

Estimado Rabino:

Queremos saber lo siguiente: ¿Cuál es el consejo que le da la Torá al padre o la madre cuyo hijo decidió en forma repentina que ya no quiere seguir en contacto? El hijo decidió que en el pasado el padre hizo cosas que él considera abusivas y que los padres tienen que hacer un examen de conciencia. Esto es algo totalmente repentino e inesperado y lo que es peor es que fue a través del e-mail. Y para colmo, el hijo, que está casado y profesa el judaísmo ortodoxo, tomó esta decisión inmediatamente después de Rosh Hashaná. ¿Acaso esta es la forma de empezar un nuevo año, quebrantando los Diez Mandamientos? Nosotros no somos religiosos, pero tenemos un estilo de vida muy ético. Nosotros queremos mucho a nuestro hijo, perono sabemos de qué manera proceder para mantener contacto con él y con nuestros nietos. Por favor, denos su consejo. Con aprecio por su amable atención, nos despedimos, Ricardo y Florencia, del Reino Unido.

Estimados Ricardo y Florencia:

Antes que nada, me siento muy apenado por la amarga relación que tienen con su hijo. Pero cuando un engranaje no funciona correctamente, es mejor desmontar las dos ruedas de engranaje que están enredadas en vez de romper el engranaje del todo. Si eso es lo que les está ocurriendo, es para bien y es una oportunidad para enmendar. Si esto no hubiera pasado, nadie cambiaría; nuestra misión en este mundo es mejorarnos continuamente como personas, así que empecemos mirando esta pelea como una oportunidad de crecimiento y una oportunidad de construir una sana relación padre-hijo.

A fin de obtener una comprensión productiva y profunda de lo que les está ocurriendo, les pido que presten atención a tres hechos espirituales y la manera en que se aplican a este caso en particular:

1. Todo proviene de Hashem – en vez de guardarle rencor o resentimiento a su hijo, enfóquense en Hashem. Su hijo no fue el que inició la ruptura de la relación, sino Hashem. Esto es de fundamental importancia si ustedes de veras quieren reparar las vallas familiares. También les recomiendo encarecidamente que los dos lean En el Jardín de la Fe, que trata este principio en mayor detalle.

2. Hashem dirige el mundo medida por medida. Igual que ocurre en la física, nuestras acciones crean una reacción correspondiente. Por ejemplo, Hashem nos juzga de la misma forma en que nosotros juzgamos a los demás. Hashem nos habla en un idioma que podamos entender. Por eso, si nuestros hijos no nos tratan con el debido respeto, entonces más que seguro que nosotros también Le estamos faltando el respeto a Hashem. En vez de enojarnos con el agente del mensaje de Hashem, lo cual es tanto inútil como contraproducente, mejor sería que fortaleciéramos nuestros puntos débiles, como por ejemplo, dejar de hablar en la sinagoga o dejar de transgredir los preceptos de la Torá, que son los dos grandes faltas de respeto a Hashem.

3. No hay tribulaciones sin previa transgresión. Las tribulaciones no son algo al azar ni por casualidad, sino que son parte de la precisa e individual Providencia Divina.

Con respecto a las circunstancias específicas de su carta, ustedes me dicen que su hijo casado les escribió “en forma repentina”. En otras palabras, quieren que yo crea que su hijo de repente decidió salirse de sus vidas en forma súbita, precipitada e injustificada. Yo no puedo creer algo así. Para el hijo -incluso el hijo adulto- no hay nada más querido que la dulce nostalgia del hogar de papá y mamá. El hijo no corta relaciones con sus padres sin ningún motivo. Y el abuso, ya sea físico o emocional, no es lo que define el agresor sino lo que define la víctima. Si su hijo se siente abusado, entonces no hay duda de que ustedes le causaron dolor. Ustedes no son los dueños de su hijo y por lo tanto deben pedirle perdón igual que si hubieran lastimado a un desconocido.

Yo percibo en su carta mucho resentimiento y una gran indignación. Ustedes dicen que su hijo “profesa el judaísmo ortodoxo” y aunque ustedes no, ustedes profesan ser “muy éticos”. Esto en sí mismo demuestra que siguen juzgando y criticando a su hijo y que en ningún momento se están juzgando a ustedes mismos. También afirman que están autorizados para hacer cumplir la Torá, porque decidieron que su hijo ha quebrantado los Diez Mandamientos. Rashi señala que honrar a los padres es el 5º mandamiento, pero que honrar el Shabat es el 4º mandamiento. Parecería que ustedes son muy exigentes en lo que tiene que ver con el respeto que se les debe, pero ¿acaso ustedes respetan a Hashem? ¿Acaso su “estilo de vida muy ético” incluye el respeto al importantísimo mandato de observar el Shabat que ordenó el Todopoderoso? ¿O acaso tienen un doble parámetro? Los dobles parámetros, en mi humilde opinión -en especial cuando los padres les hacen exigencias a sus hijos que ellos mismos no cumplen- es algo muy pero muy poco ético.

En cuanto a la Torá, la Torá no exige que el hijo se enferme -ni física ni emocionalmente- al honrar o mantener contacto con sus padres. Incluso si el padre jamás le puso la mano encima a su hijo, la crítica y el menosprecio constantes destruyen el alma del hijo y su alegría de vida. Por lo tanto, todas las expertas autoridades rabínicas que conozco le aconsejan a un hijo adulto que no continúe sometiéndose al abuso, para que pueda comenzar una vida nueva y sana.

Por lo tanto, si ustedes verdaderamente desean una sana y duradera relación con sus hijos, traten de mantener una sana y duradera relación con su Padre Celestial. Cuando retornen a Él de verdad, y reparen toda la angustia que le causaron a esa preciada alma que Él les confió en depósito, entonces su hijo y su familia retornarán a ustedes. Pero si ustedes continúan con su intransigencia y su indignación, entonces solamente van a perpetuar el sufrimiento que están teniendo en este mundo y también en el Mundo Venidero.

Espero sinceramente que puedan construir una nueva y sana relación con su hijo. Si siguen mi consejo, les garantizo que así será. ¡Que tengan un excelente año y mucho éxito!

 

Escribe tu opinión!

1. jacqiuelinettttt

7/14/2015

comtentario

Increible como este mensaje me alivia el alma pensé que no tendría respuestas a mis dudas

2. Anónimo

7/14/2015

Increible como este mensaje me alivia el alma pensé que no tendría respuestas a mis dudas

3. Vilmary

12/17/2012

Excelente Articulo! Queria felicitarlos por sus articulos. En mi opinion son muy practicos y excelentes!! Acabo de leer con mi novio la contestacion de ustedes a una carta sobre la preocupacion de unos padres sobre por que su hijo decide terminar la relacion con ellos. WOW, su contestacion fue EXCELENTE y muy reveladora!!! Mucha sabiduria, los felicito!!!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Un día, poco antes del mediodía, estaba en casa y de repente llega el hijo de la escuela, llorando