Armonía familiar en cinco

No hay nada que a los padres les moleste tanto como las peleas y las discusiones entre los hijos.

2 Tiempo de lectura

Rabino Lazer Brody

Posteado en 15.03.21

Nuestros Sabios dieron en el blanco cuando dijeron que las disputas familiares convierten el hogar en un campo de batalla. No hay nada que a los padres les moleste tanto como las peleas y las discusiones entre los hijos. Y el enfrentamiento entre padres e hijos es igual de inquietante.

 

He aquí las buenas noticias: puedes devolver la armonía (o traerla, si es que nunca la tuviste) a tu hogar en menos de cinco minutos. Este es el consejo de los cinco minutos más fácil y más eficaz del que hemos hablado hasta ahora. Toda familia que hizo ha tenido un éxito fabuloso y les estoy hablando de familias con más de cinco hijos imposibles que se pelean por cada pieza de Lego.

 

Esto es lo que debemos hacer:     

 

  1. Tomen una caja de zapatos vacía y háganle una ranura en la parte superior. Al costado de la caja, con letras bien claras, escriban: “¡Gracias!”. Esta va a ser la caja de agradecimientos.
  2. Coloquen la caja en un lugar prominente de la casa, encima de la mesa del living o en cualquier rincón al que la familia tenga fácil acceso.
  3. Junto a la caja, coloquen un bolígrafo y un bloc de notas.
  4. Cada vez que alguien de la familia haga un favor para otro miembro, hay que escribir una nota y ponerla en la caja, escribiendo el nombre del que recibió el favor y el nombre del que escribió la nota. Acá van algunos ejemplos:
  • A David: gracias por sacar la basura sin protestas. Te quiero, mamá.
  • A papá: Gracias por ayudarme con las tareas escolares. Me ayudaste muchísimo. Te quiero, Daniel
  • A Sara: la torta que hiciste para Shabat fue la mejor que comí en toda mi vida. Gracias, Jana.
  • A Judy: gracias por dejarme usar la soga. Eres una muy buena hermana, Rajeli.
  • A mamá, mi querida esposa: esa fue la mejor lasagna que comí en mi vida. Con mucho amor y afecto, papá.

 

 

Se entiende?

 

  1. En la comida del viernes a la noche, traigan la caja a la mesa de Shabat entre un plato y otro. Mamá o papá abrirán la caja y leerán cada una de las notas.
  2.  

Eso es todo!

 

Van a ver qué incentivo van a tener todos para hacer favores a los demás, especialmente cuando vean cuánto se valoran sus buenas acciones.

 

Pronto, muy pronto, se habrá grabado en el corazón de cada miembro de la familia el hábito de hacer favores y expresar gratitud. Y entonces habrán alcanzado la armonía familiar invirtiendo apenas unos pesos en un bolígrafo y unas notitas. Y en menos de cinco minutos pueden transformar una simple caja de zapatos en una caja de agradecimientos. Los carpinteros amateurs pueden fabricar incluso cajas de madera y pintarlas del mismo color que los muebles del comedor. A una familia en especial esta idea le gustó tanto que mandaron a hacer una caja de madera en el carpintero!

 

Hagan la prueba y cuéntennos sus experiencias.

 

El poder de la gratitud es inmenso!

Escribe tu opinión!

1. MariA

7/31/2019

mil bendiciones gracias por cada consejo me encanto que las lágrimas de emocion se me salieron lo voy hacer en mi familia

2. socorro vergara

8/19/2018

agradecimiento

Excelente la sugerencia. De inmediato la pondre. en practica. Muchisimas gracias

3. socorro vergara

8/19/2018

Excelente la sugerencia. De inmediato la pondre. en practica. Muchisimas gracias

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Las palabras claves son paciencia y comprensión. Cuando el padre muestra señales de impaciencia, el niño siente que su padre no tiene deseos de estar con él.