Una Jánuca sin deudas

Janucá debería ser una semana de inmensa alegría, pero desgraciadamente, para muchas personas, es una semana difícil.

4 Tiempo de lectura

Rabino Lazer Brody

Posteado en 06.12.20

Janucá este año comienza el jueves a la noche, 10 de diciembre de 2020

 

Janucá debería ser una semana de inmensa alegría, pero desgraciadamente, para muchas personas, es una semana difícil. Apenas si pueden pagar los gastos semanales de comida, mucho menos la factura de la luz y la hipoteca. Uno pensaría que la expectativa ante Janucá les llenaría las almas de alegría, pero no: "¿Cómo vamos a hacer para pagar los regalos de Janucá?" se preguntan.

 

Los “regalos”, desde el punto de vista judío, corresponden a Purim, no a Janucá. E incluso en Purim, los regalos consisten en comida para los amigos y dinero para los pobres. Por el contrario, los regalos de Janucá son una imitación de la costumbre no judía en esta misma época del año. La verdadera celebración de Janucá es encender velas y cantar canciones de alabanza y gratitud a Hashem. Pero si contraes más deudas con las tarjetas de crédito comprando regalos para Janucá, ¡en realidad no estás cumpliendo ninguna mitzvá! Y si queremos darles a nuestros hijos regalos en Janucá, deberían ser artículos económicos relacionados con Janucá, como un trompo o su propia menorá de Janucá. ¡Eso es todo!

 

Hace varios años, justo antes de Jánuca, vino a verme una pareja con un tsunami matrimonial que estaba a punto de destruir una casa con seis hijos. Entre otros problemas, la pareja padecía de graves dificultades económicas. Durante el curso de mi sesión inicial con ellos, vi que ni el esposo ni la esposa vivían con un presupuesto limitado ni sabían cómo planificarlo. Estaban comprando regalos de Janucá, a crédito, por supuesto, con el tipo falso de emuná que dice: "Hashem ya nos dará el dinero para pagar". Mientras tanto, continuaban gastando dinero que no tenían, indiscriminadamente en adornos y artículos innecesarios. Eso era realmente lamentable, especialmente a la luz del hecho de que marido y mujer eran bastante compatibles. Si Hashem los había unido bajo la jupá, seguramente eran almas gemelas. No tenían por qué sentirse tan tristes, especialmente cuando por medio de una simple guía se los podía ayudar a vivir felices.

 

El Talmud es muy consciente de los estragos que crean los problemas de dinero en la relación matrimonial. Nuestros Sabios dijeron que "Siempre que una mujer carece de trigo en su silo, inmediatamente grita". A ninguna esposa le gusta ver los armarios vacíos.

 

Habiendo elaborado un programa práctico de rehabilitación financiera para aquella pareja, que también aborda la raíz espiritual de los problemas económicos, decidí compartirlo también con nuestros lectores.

 

He aquí entonces un programa de trece consejos importantes para evitar problemas financieros, especialmente antes de Janucá. Cuanto más te apegues a ellos, más tranquilo dormirás de noche:

 

1. Siéntate con tu pareja a tomar una taza de té o café y hagan una lista de todos sus ingresos y gastos mensuales.

 

2. Organicen sus gastos en orden de prioridad, de mayor a menor.

 

3. Si sus gastos exceden los ingresos, comiencen a eliminar los gastos de menor prioridad hasta que se equilibre el presupuesto. Eso incluye los regalos de Janucá que no puedan pagar.

 

4. No utilicen tarjetas de crédito y no compre a crédito. Rabí Shalom Arush nos advierte que no nos debemos endeudar. Además, las compras a crédito son cuestionables según la ley religiosa, debido al pago de intereses. Especialmente en la tienda de comestibles o en el supermercado, paguen siempre con efectivo y eviten las compras impulsivas.

 

5. Fíjense en todas las pavadas que han ido acumulando a lo largo de los años y piensen cuántas cosas compraron por capricho, que realmente no agregaron nada a su vida. Vendan o regalen todo lo que no necesiten para el servicio de Hashem (ganarse la vida para criar una familia íntegra es sin duda una forma de servicio de Hashem).

 

6. Recuerden que el Todopoderoso les da todo lo que necesitan en la vida; pero Él no le proporciona un estipendio para estar a la altura de los vecinos. Espiritualmente, las deudas provienen de cosas que realmente no se necesitan.

 

7. Nuestros sabios enseñan que "Feliz es la persona que está satisfecha con lo que tiene". No esperen que las posesiones materiales satisfagan el hambre espiritual o emocional. Traten de caminar y usar el transporte público. Traten de deshacerse del segundo coche y entonces ahorrarán tiempo, dinero y mejorarán su salud. Si viven en la ciudad, probablemente ni siquiera necesiten coche.

 

8. No ahorren en educación judía: el Talmud promete que se les reembolsará hasta el último centavo. El mensaje de Janucá es evitar el helenismo y educar a nuestros hijos en el camino de nuestros santos antepasados.

 

9. Den al menos el 10% de sus ingresos netos a obras de caridad. El Todopoderoso está más que feliz de darles $ 100,000 si sabe que que ustedes darán $ 10,000 para caridad.

 

10. Eliminen el alcohol y los cigarrillos y eso les permitirá ahorrar cientos de dólares al mes y mejorarán enormemente su salud. En Janucá, no hay mitzvá de emborracharse.

 

11. Enséñenles sus hijos a llevar a cabo los quehaceres del hogar y del jardín; permítanles ganar el dinero que necesitan para sus gastos. Es excelente para su educación y ahorrarán en ayuda doméstica. Los niños que no son malcriados tienen menos probabilidades de tener problemas financieros cuando crezcan.

 

12. Estimados maridos: ¡honren y respeten a sus esposas! Así se harán ricos. Rabí Najman de Breslev enseña que la iluminación del alma de ulana esposa es un fantástico recipiente espiritual para la abundancia.

 

3. Nunca pierdan los estribos, especialmente en Janucá. La ira causa dificultades financieras. Rabí Najman enseña que muchas veces, cuando una persona está a punto de recibir riquezas, enfrenta una prueba de ira. Si pasan la prueba y no pierden la paciencia, serán recompensados con un regalo de abundancia desde Arriba.

 

"13" es el equivalente numérico de “ejad”, que en hebreo significa “uno”, y que se refiere a Hashem, Quien da sustento a todos los seres vivos. Eso nos incluye a nosotros y a nuestros seres queridos. ¡Felices preparativos de Janucá!

 

Escribe tu opinión!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Cuando aprendamos el mensaje de Janucá, descubriremos la llave maestra para ganarnos la vida!

Material sobre este tema