Valores familiares

Uniones prematrimoniales. Uniones extramatrimoniales. Uniones sodomitas. ¿Qué tienen en común?

3 Tiempo de lectura

David Ben Horin

Posteado en 04.09.22

La batalla de la vida y la muerte

Al hombre se le ordena no tener relaciones con otro hombre. Es una abominación ante Hashem. Está prohibido castrar a un animal.

¿Qué tienen en común estas dos cosas? ¿Cómo se relaciona con la afirmación de que la Tierra de Israel es una tierra que consume a sus habitantes (Números 13:32)?

El Rabino Noaj Weinberg, de bendita memoria, que fue el decano de Aish HaTorah, ideó el concepto de Impulso Judío, que es lo que distingue a un judío. Él explica que el judío tiene un impulso único. Tiene un impulso único para servir a Hashem.

Pero este impulso puede ir a cualquier parte al que el judío se dirija.

Puede ir a buscar la santidad. Puede ir a hacer que otros sean santos.

También puede ir a la política, a la profesión, e incluso a la protesta.

A lo largo de nuestra historia, siempre lo ha hecho.

Casi todos los profetas fueron judíos. Los incansables defensores de Hashem, que dormían poco y trabajaban más de veinte horas al día, eran nuestros hermanos y hermanas.

En el otro extremo, la mayoría de los “padres fundadores” del régimen comunista no creyente de Vladimir Lenin también eran judíos, incluido su primer jefe.

El Talmud nos dice que si eres bueno con los cuchillos, puedes convertirte o bien en un asesino o bien en un carnicero local.

Puedes hacer el bien o el mal.

Pero hay que tener empuje.

El lugar más grande para el impulso judío en acción es el hogar. Un esposo o una esposa pueden estar en un estado incesante de bondad, misericordia, fe y acción.

Cada vez que estás dispuesto a transigir lo que quieres, lo que piensas, incluso tu opinión en beneficio de la persona a la que amas, estás realizando la mitzvá de traer la paz entre dos personas. Cada vez que sacas la basura, lavas los platos, ayudas a tus hijos con los deberes, estás realizando un acto de bondad.

Estas son dos mitzvot que recitamos a diario, directamente del Talmud, y que dicen que Hashem nos recompensa tanto en este mundo como en el Próximo por cumplirlas.

Cada vez que escuchas a un miembro de tu familia con toda la intención, apagando tu voz interior mientras hablan, sin pensar en lo que vas a decir a continuación mientras hablan, estás trayendo la luz de Hashem al mundo, levantando su espíritu y realizando la mitzvá de la paz en el hogar.

Cada momento en que te resistes a mirar, a hablar, incluso a pensar en alguien que no es a quien has dedicado tu vida, estás cumpliendo la mitzvá de Shmirat HaBrit, guardando la Alianza que nos une a nuestro Rey, el Creador y Gobernante del universo.

Criar a los hijos te pone en un estado de crecimiento constante. Estás enseñándoles la Torá a tus hijos, acercando a los judíos a Hashem.

Este es el ABC de la vida: Estar siempre creando.

Toda la Creación

Incluso los animales lo saben.

Los animales se pasan todo el tiempo buscando pareja y procreando, cazando y manteniendo a sus crías, y enseñándoles a sobrevivir, y defendiéndolas cuando el deber lo requiere.

Por eso, está prohibido castrar a un animal: porque le quitamos su capacidad de (re)producir(se).

Esta es la razón más profunda por la que está prohibido castrar al hombre permitiendo, incluso fomentando, uniones que no producen. Uniones prematrimoniales. Uniones extramatrimoniales. Uniones sodomitas.

Las uniones prohibidas crean oscuridad. Niegan el acto de hacer. No son sólo contraproducentes, son antiproducentes.

Son un asalto letal al fundamento de la existencia: Producir.

No importa si tienes deseos de algo de esto. Luchar contra estos impulsos es muy productivo. Emprender una guerra de por vida contra estos impulsos en nombre de una unión sagrada es el pináculo de la producción de luz en nuestro mundo.

Sucumbir es todo lo contrario.

La guerra que libramos contra la lascivia, la infidelidad y la abominación no es simplemente de progresistas contra conservadores, reformistas contra ortodoxos, seculares contra religiosos, o vida contra muerte. 

Se trata de descender nuestro mundo a un estado de no-ser que destruye constantemente, o de elevar nuestro mundo a un estado de ser que siempre construye.

Escribe tu opinión!

1. Luis Ernesto Garcia

9/14/2022

Gracias!!! Por compartir tan buenos conocimientos para apoyo en nuestra vida. Que DIOS bendiga a ISRAEL. Shalom!!!

2. Nestor

9/05/2022

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que publica la paz, del que trae buenas nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sión: Tu Dios reina!

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Las naciones del mundo están en crisis y ni siquiera somos conscientes.

Featured Products