Claro como el día: Tres verdades que fortalecen nuestra fe en Hashem

El mundo se ha vuelto un lugar extremadamente complejo y las fuerzas más oscuras se han apoderado de esa complejidad a fin de confundirnos.

3 Tiempo de lectura

David Ben Horin

Posteado en 29.09.22

¿Por qué Israel es una potencia en alta tecnología? Porque la complejidad es nuestro dominio.

El mundo se ha vuelto un lugar extremadamente complejo y las fuerzas más oscuras se han apoderado de esa complejidad a fin de confundirnos. Incluso aquellos cantantes y actores que no son perversos, se ven obligados a vestirse, hablar y actuar como si lo fueran para llegar al estrellato.

¿Realmente la situación está tan mal? Solamente si aceptas las normas de ellos.

El mundo no ha cambiado desde que Adán y Eva encendieron las primeras velas de Shabbat.

Este verano, fuimos al parque nacional Meshushim. Descendimos unos 40 minutos hasta el fondo de una colina dentro de los Altos del Golán para ver una de las obras maestras de Dios.

Profetas y Jueces nadaron en estas mismas aguas.

A pesar de todos los “cambios” hechos por el hombre en Internet, todo lo que hace Hashem resiste la fuerza del tiempo.

Y esto nos recuerda tres verdades que fortalecen nuestra emuná en Dios:

1. El aire está en todas partes. No podemos estar sin aire, nunca. Si pasamos un solo minuto sin aire, nuestras células cerebrales comienzan a morir. Si pasamos tres minutos sin aire, sufrimos graves daños cerebrales. Nadie puede sobrevivir sin aire. Ni los ricos, ni los pobres, ni los poderosos, ni los débiles. Si hubiera una mercancía que los poderosos pudieran utilizar para esclavizar a los débiles, sería el aire. Porque pagaríamos cualquier cantidad para tener un suministro constante. Esa es la única mercancía existente que podemos consumir gratuitamente. Nunca ha habido ninguna restricción legal, política o financiera para el uso personal ilimitado del aire. Esta es la única creación que Dios pone en todas partes. No hay ningún lugar en su tierra en el que Él retenga el aire para cualquiera de nosotros. El único requisito físico constante que todos tenemos para vivir, Dios nos lo da en abundancia ilimitada todo el tiempo.

2. ¿Por qué el cielo es azul? ¿Qué es lo que ves en cualquier parte que mires? El cielo. Puedes mirar hacia arriba, o incluso hacia el horizonte. Todos los días de tu vida verás el cielo. ¿Por qué es azul? Según el Rabino Avigdor Miller, Dios hizo el cielo azul porque es más fácil para los ojos. El color no hace que tus ojos “trabajen” para ver en todo su esplendor.

Santo, santo, santo, Hashem, Maestro de legiones, toda la tierra está llena de Su gloria (Isaías 6:3).

3. ¿A quién se dirige Dios en la Biblia? Se calcula que hay unos 6.000 millones de personas en la tierra que han leído la Biblia. ¿Sabes cuál es la diferencia entre esos 6 mil millones de personas y los 14 millones de judíos? Dios nos habla directamente a nosotros. Cada línea de la Torá es un diálogo entre Hashem y el pueblo judío.

Cuando leen la Biblia, las naciones están estudiando el diálogo entre el Amo del Mundo y Sus hijos. Cuando leemos la Torá, estamos escuchando a Dios hablándonos directamente. Cada bendición que hacemos a Dios lo confirma: Bendito seas Dios, nuestro Dios que es el Rey del Universo. . .

Que los paganos se engañen pensando que los tiempos han cambiado y que su nuevo orden mundial reinará sobre nosotros. Los egipcios también pensaron eso mismo. También lo hicieron los cananeos, los persas, los griegos, los romanos, los soviéticos, los nazis y ahora los progresistas. No son más que la próxima adición al basurero de la historia.

La próxima vez que leas el periódico y temas que Alexandria Ocasio Cortez y Sean Penn logren lo que no pudieron Alejandro Magno, Julio César y José Stalin…. mira al cielo y respira bien hondo.

Escribe tu opinión!

1. Miriam Morales Marín

10/02/2022

El Señor es mi Luz y mi Salvación, el Señor es la Alegría de mi vida. ¿A, quién temeremos? Solo a El.

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Las naciones del mundo están en crisis y ni siquiera somos conscientes.