El paraíso terrenal

2 Tiempo de lectura

Rabino Shalom Arush

Posteado en 01.11.21

Cuando uno vive la vida con agradecimiento, lleno de gratitud, todas las puertas y todas las ventanas, todos los senderos y todos los caminos se abren ante él. Incluso envían desde el Cielo a un ángel para que atraviese las murallas y las paredes de modo que no haya nada que obstaculice ni una sola palabra de su gratitud al Creador. Desde el Cielo le dicen a la persona: “¿A ti te gusta dar las gracias? No te preocupes: te vamos a dar un millón de motivos para que des las gracias y nos aseguraremos de que no dejes de agradecer y alabar al Creador. Nosotros contamos con todas las herramientas para ayudarte a dar las gracias tal como a ti te gusta”.

Por lo tanto, cuando uno toma un cuaderno y anota todas las bondades que le hace Hashem, desde las más pequeñas hasta las más grandes, y da las gracias por todo hasta en el más mínimo detalle, uno siente una alegría inmensa. Se da cuenta de que la vida está llena de bondades y de compasión Divina. También se da cuenta de que este cuaderno no va a alcanzar para todo lo que tiene que anotar. Y no sólo eso sino que uno va a vivir más milagros en virtud de haber contemplado su vida buscando motivos para agradecer.

En el libro Netivot Olam está escrito que el Creador perdona los pecados del individuo que acepta con alegría todo lo que le sucede: medida por medida. Es como si el Creador dijera: “Así como esta persona acepta con amor las cosas que le pasan y el hecho de que Yo le dirijo la vida y dirijo el mundo, por la misma moneda Yo también aceptaré con amor el comportamiento de él”.

Con este cuaderno de gratitud uno puede saborear el gusto del paraíso ya en este mundo. El Creador perdona a aquellos que Le dan las gracias por todas las bondades y por toda la compasión de Él para con ellos y también a aquellos que son felices con lo que les tocó en la vida y que aceptan con amor todo lo que les sucede en la vida. Incluso perdona los pecados que considera imperdonables. Y eso no es todo: todas las deudas de la persona se transforman en méritos, debido a que la gratitud conduce a la persona a que haga teshuvá y se arrepienta por amor.

Escribe tu opinión!

1. Nancy Vargas Sanabria

11/22/2021

Agradecer por todo y eso es todo, todo porque todo que sucede bajo sol es para bien y la justa medida de nuestra rectificación necesaria. Agradecida, me encanta el nuevo sitio de BRESLEV

Gracias por tu respuesta

El comentario será publicado tras su aprobación

Del equipo del Sitio

Agrega tu comentario

Próximo artículo

Y todo el que se dedica a difundir la gratitud, aunque sea solamente con palabras simples de agradecimiento y emuná con las personas que lo rodean, está cumpliendo de hecho con el objetivo de este mundo y el objetivo de todos los preceptos, tal como explica Najmánides.

Featured Products